Inicio Artículos periodísticos ámbito literario - Cultura Participación en instituciones Acerca de Miguel Culaciati Noticias Contacto
Artículos periodísticos

Argentina; entre castas y lágrimas

Imagen

Argentina entre castas y lágrimas

“No es cierto que el poder corrompa, es que hay políticos . que corrompen al poder” . George Bernard Shaw Hoy, como todos los días, un político suma uno o varios millones de dólares a su cuenta off shore. Hoy un padre llora en silencio al no poder comprar lo mínimo a sus hijos por más que agregue horas al trabajo y a las “changas” con las que trata de complementar su devaluado salario. Las noticias revelan que Argentina está entre los países más corruptos del mundo. Hoy un funcionario celebra los 15 años de su hija con una fiesta cuyo costo equivale a 5000 salarios mínimos. Amplia cobertura en las revistas de la farándula. Hoy una madre rebalsa de angustia al no poder calefaccionar su casa, al ver a sus hijos temblar de frío en medio del crudo invierno. Las noticias indican que mientras los salarios e ingresos de las Pymes aumentan un 20 porciento, las tarifas de energía y gas domiciliario se ajustan al 500 porciento. Hoy un político designa al primo del cuñado de su ex mujer en la planta de empleados del Estado, seguramente el último familiar remoto e inútil que le quedaba por acomodar. Hoy un pequeño comerciante o empresario asume con dolor que ya no podrá mantener toda su planta de empleados y, a su pesar, deberá prescindir de algunos de ellos. Las noticias informan que la desocupación crece y que Argentina tiene casi tres veces más empleados estatales per cápita que España y diez veces más que Alemania. Hoy un grupo de políticos se las ingenia y crean e imponen un nuevo gravamen a las centenas que ya existen. Hoy un joven emprendedor se frustra al comprobar que llevar adelante su idea, su sueño, resulta inviable, que los recursos ( y las 24 horas del día) no le alcanzan ante tantos requisitos de inscripciones , habilitaciones, tasas, contador, AFIP, etc, etc Las noticias anuncian que Argentina está entre los tres países con mayor presión fiscal del planeta. Hoy otro grupo de políticos diseña el presupuesto agregando más y más partidas innecesarias y ridículas, pero: no hay problema! Ellos nunca dejarán de cobrar, no se angustiarán por no poder afrontar los costos de una empresa, son intocables, no los van a echar, cero riesgo. Si hay déficit, “agujeros” en las cuentas, siempre pueden cubrirse aumentando los tributos o tomando deuda! Hoy un empresario revisa sus números y asume la imperiosa necesidad de recortar gastos: ya no renovará la maquinaria, no pintará el frente, no contratará más personas que las estrictamente imprescindibles. Las noticias demuestran que el gasto público argentino en relación al PBI está entre los cinco más altos del mundo. Hoy un jubilado de privilegio planea distendido en una agencia de turismo su próximo viaje al Caribe con su amante paga. Hoy un jubilado que trabajó toda su vida hace planes para poder llegar a comer todo el mes y elige que medicamentos de los indicados podrá seguir tomando y cuales ya no. Las noticias describen como gobierno tras gobierno los recursos de los jubilados se han aplicado a financiar el estado deficitario, a cubrir agujeros de otras áreas, al fútbol, en fin, a cualquier cosa menos preservarlos sagradamente como producto del trabajo de los abuelos. Hoy un político abre un negocio para lavar dinero, arma sociedades fantasmas y estructuras para desaparecer lo robado, colocando de testaferros a familiares, amantes, amigos o empleados. Hoy un comerciante sufre al ver bajar las persianas tradicional empresa familiar que se venía sosteniendo por varias generaciones con sacrificio, trabajo y orgullo. Las noticias dan cuenta del cierre de centenas de comercios y pequeñas familiares en lo que va de 2018. Hoy un político y un contratista de obra pública brindan luego de cerrar una licitación amañada que los hará más millonarios. Hoy un comerciante tiene que cumplir requisitos y pagar tributos del primer mundo con servicios y administración pública del cuarto mundo. Las noticias nos muestran un político alojándose en un hotel de U$s1.500. la noche, a un sindicalista comprando una mansión, a otro ex funcionario tirando bolsos con millones de dólares dentro de un convento. Hoy un hombre y una mujer políticos argentinos se encuentran en una inmobiliaria para elegir a qué Condominio se mudarán, poniendo acento en el que brinde mayor seguridad privada. Hoy una familia de cualquier barrio en Argentina recuerda algún familiar muerto en ocasión de violencia urbana o bien reza por no ser el siguiente apellido en la infinita y dolorosa lista. Las noticias mencionan que una ex presidenta cuenta con hoy 45 custodios asignados (llegaron a ser más de cien) para sus cinco domicilios, otro ex presidente 22, otro 12, etc. Particularmente mi ciudad de Rosario tiene el doloroso “privilegio” de estar entre las 30 más violentas del mundo. Hoy casi todos los designados legisladores del “Parlasur”, que nada hacen, nada producen, nada legislan realizan un juicio al Estado para cobrar remuneraciones por nada. Hoy un juez famoso por sus “sentencias express” exhibe cotidianamente en su delicada mano un anillo de más de U$S250.000. Hoy una familia trabajadora se endeuda para comprar el traje de graduación de su hijo. Y podría seguir así hasta el infinito. No vivimos en democracia sino en un neo feudalismo, en una neo oligarquía, una cleptocracia que jamás se pondrá límites a sí misma. Salvo un cinco o diez porciento de honrosas y raras excepciones, nos gobiernan diferentes clases de ladrones, algunos con delicados modales, otros bestiales. Con másters en universidades del exterior o sin terminar la secundaria. Se ha generalizado en la función pública el arribo de corruptos con diferentes trajes y un mismo denominador: mentirosos, inescrupulosos, ineptos, insensibles, soberbios. Son asesinos de sueños, destructores de familias, de valores, de esperanzas. Quedará alguno que comience sus días acordándose de que es un servidor público, un administra dor temporal de intereses y bienes que no le pertenecen? Quedará alguno que piense cada día más en servir que en servirse? La representatividad está colapsada. La repetición se torna hartante: elecciones, promesas, traición, mentiras, neomillonarios de un lado y nuevos pobres del otro que pagan cada una de las orgías de ineptitud y corrupción. Porqué si hoy utilizamos los celulares para todo en nuestra vida, no pueden realizarse una docena de consultas anuales para que el pueblo decida directamente, otorgue su aval o revoque los mandatos? Siglo XXI y avances cotidianos en la vida privada, sistema del Siglo XIX cuando los representantes viajaban en carretas para la política. Y la cárcel al corrupto no lo asusta. En el balance de costo/beneficio el “negocio” le cierra. Sabe que la probabilidad es poca y que, si llega, será cómoda y breve. Devolver lo robado con multas y castigos? Eso está fuera de toda hipótesis. Prisión y trabajos forzados? Tampoco. Rebelión popular? Menos. Existen casos en que comunidades lograron salir de la cloaca de la corrupción generalizada: Singapur, Georgia. Y más cerquita tenemos vecinos que demuestran que es posible un grado de honestidad, civismo y previsibilidad aceptables: Chile y Uruguay. La corrupción mata todos los días, en cuerpo y en alma. No es - y voy a utilizar una palabra que denota mi hartazgo- “joda”. No es joda que a las familias se les mueran los sueños, las esperanzas, los valores que hace tiempo cimentaron esta sociedad y hasta alguno de sus integrantes por la crisis de inseguridad y desidia públicas. Con nuestra idiosincrasia debería reinstalarse el “Juicio de residencia” que, en la época colonial, obligaba a los funcionarios a demostrar que no se habían enriquecido en su paso por el rol público. Ellos debían probarlo. Y encaminarnos decididamente hacia formas de democracia semidirecta y control fiscal popular. Utópico? Sí, quizá, el otro camino es que el tsunami destructor de las castas políticas, sindicales, judiciales y otras nos ahogue definitiva e irreversiblemente. Miguel J. Culaciati

> volver

Inicio | Participación en Instituciones | Artículos Periodísticos | Ambito Literario - Cultura | Acerca de Miguel Culaciati | Noticias | Contacto
Miguel Culaciati - Ciudad de Rosario - Provincia de Santa Fe - República Argentina - mickyculaciati@gmail.com - www.miguelculaciati.com.ar
Optimizado para los navegadores: Navegadores - Diseño Web Rosario - Rosario Diseño Web